Elección de la puerta de entrada

PIN

¿Cómo elegir su puerta de entrada? A la hora de elegir una puerta de entrada, se tienen en cuenta varios criterios, como la estética, el aislamiento, pero también y sobre todo la seguridad. Podemos añadir personalización si quiere una puerta única que no se parezca a la de los demás.

El material

La puerta puede ser de madera, aluminio o PVC, según sus gustos, la facilidad de mantenimiento, … la elección del material será diferente.

La puerta de madera:

Diferentes maderas pueden componer la puerta de entrada: madera exótica o madera francesa como el roble. Cada madera tendrá su propio color y características.

Están tratadas con insecticida, fungicida e hidrófugo pero hay que tener en cuenta que aunque estén tratadas, la madera requiere un mantenimiento regular (tinte, barniz, …) para protegerla y mantenerla durante mucho tiempo.

Puertas de aluminio:

El aluminio hace que las puertas sean inalterables, muy resistentes a la oxidación, poco sensibles a los arañazos e incombustibles. Se recomiendan para las viviendas junto al mar por su excelente resistencia a las salpicaduras.

Requiere muy poco mantenimiento, sólo la limpieza con agua cuando la puerta está sucia.

La estética de la puerta es variada con muchos colores y diseños que le dan un aspecto bastante contemporáneo.

Puerta de PVC:

El PVC es un material resistente a los impactos, a la intemperie y de bajo mantenimiento. Un PVC de buena calidad no amarillea con el tiempo.

Gracias a su composición en 3 capas (PVC/Isolan/PVC) tienen un buen poder aislante.

Aislamiento de la puerta

Al elegir una puerta de entrada, hay que prestar atención al aislamiento de la puerta en términos de insonorización, estanqueidad al agua y al aire, y aislamiento térmico.

Las puertas suelen llevar doble acristalamiento y paneles aislantes para aislar la casa del ruido exterior.

Para evitar que la lluvia y el viento entren en la casa, las puertas de entrada deben estar equipadas con una junta periférica entre la hoja de la puerta y el marco y un umbral de aluminio.

Por último, en cuanto al aislamiento térmico, hay que elegir entre el aislamiento clásico o el reforzado, en función de la exposición de la puerta.

Seguridad

Existen varios tipos de cerradura: la automática, que se cierra con un solo giro de la llave, la elevadora, en la que hay que levantar la manilla de la puerta para girar la llave, y, por último, la multipunto, que proporciona una seguridad mucho mayor porque distribuye los puntos de cierre por toda la puerta. La mayoría de las puertas actuales están equipadas con estas cerraduras.

También hay numerosos accesorios disponibles, como escuadras antirrobo, bisagras que no se pueden desenganchar, mirillas, abrepuertas, rejas, cadenas de seguridad, etc.

Por último, es importante elegir el aspecto de su puerta con el color, el diseño, las molduras, la presencia o ausencia de acristalamiento, la elección de la manilla, etc., lo que le permitirá personalizarla.

Si no sabe qué puerta elegir o se pierde en las características, no dude en llamar a uno de nuestros arquitectos para que le asesore en la elección de su puerta de entrada.

¿Desea asesoramiento o ayuda para decorar o acondicionar su interior? No dude en ponerse en contacto con Aldea Decoración, donde sus diseñadores estarán encantados de escucharle.